Páginas vistas en total

jueves, 1 de febrero de 2018

Es un reflejo de la sociedad...

Acabo de leer una triste noticia en Ideal: “El instituto de enseñanza secundaria Isabel la Católica de la localidad de Guadahortuna –situada a 55 kilómetros de la capital granadina– vivió el pasado martes un amargo Día Escolar de la No Violencia y la Paz. Un brote de violencia en el centro educativo obligó a intervenir a la Guardia Civil y se saldó con la detención de cuatro adolescentes por, presuntamente, haber agredido a varios profesores y a otro estudiante. 
Los chavales están pendientes de pasar a disposición de la Fiscalía de de Menores, que, a la vista de los informes de la Benemérita, deberá sopesar si propone el internamiento cautelar de los sospechosos. 
El efecto inmediato de los incidentes fue que ningún alumno acudió ayer a las aulas. Los docentes sí estuvieron, pero los niños se quedaron en casa en señal de protesta. 
En este sentido, los profesores y los padres de los estudiantes dijeron a IDEAL que los sucesos del martes fueron la gota que colmó el vaso de la paciencia de la comunidad educativa. Según dijeron, los episodios de acoso por parte de algunos alumnos son constantes, lo que ha ido degradadando la convivencia en el centro escolar.”

Tomo mías las palabras de Antonio Lara Ramos, con las que coincido plenamente:“Que algo así ocurra en un centro educativo es parte del fracaso de la sociedad en su conjunto. Que nadie eluda la responsabilidad que todos tenemos en ello”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario