Páginas vistas en total

martes, 22 de mayo de 2012

TOTALMENTE DE ACUERDO

Obras son amore
19 de mayo de 2012 (APIA)
El Gobierno de la Junta ha revelado finalmente su fórmula alternativa para salir de la crisis. Ese otro modo de entender la austeridad en estos tiempos difíciles, por contraposición a la desalmada, inícua e inmisericorde forma de proceder del diabólico gobierno de la nación. Ya sabemos como se recorta sin recortar y como se discrimina sin pervertir la equi...dad. En un alarde de imaginación, no exenta de cierta inquina, hemos vuelto a ser, los funcionarios públicos (y entre ellos los docentes), los destinatarios predilectos, y casi exclusivos, del celo ahorrador de nuestros gobernantes.

Impelidos a ajustar el presupuesto, después de haber malgastado durante lustros sin tasa ni tino, la solución han consistido en dejar prácticamente intacta la extensa red clientelar (que los sustenta y perpetúa), mientras se condena a los funcionarios a un empobrecimiento generalizado. Socializar la miseria entre la mayoría, mientras las castas de prebendados (políticos, burócratas y adheridos varios) mantienen intactas todas sus prebendas. No debe escapársenos el dato de que tras la aplicación del “reequilibrio presupuestario” anunciado, los docentes andaluces seremos los peor remunerados de toda España (descendiendo desde el quinto lugar por la cola que hasta ahora ocupábamos). Nunca podremos pagar tamaño gesto de generosidad, ni esa sutil manera de entender una solidaridad obligatoria de la que han quedado exentos los amiguetes de siempre (un notable ejemplo de fraternidad familiar, sin la menor duda).

La saña con la que nuestros filantrópicos gobernantes se han empleado contra los funcionarios públicos, manteniendo sin embargo la “administración pararela” (unos 30.000 “externos”) a resguardo de cuaquier contratiempo, adquiere ribetes de repugnante venganza. Resulta esclarecedor que desde las tribunas controladas y nutridas generosamente por el poder se escapen sentencias tan esclarecedoras como las que hemos podido oír con toda claridad.

No aceptaremos de buen grado que se nos condene a un estado de miseria creciente, mientras refulge con esplendor el despilfarro más escandaloso. Exigimos y exigiremos que antes de ejecutar el plan anunciado se acometa una poda de todos aquellos gastos espurios de muy difícil o imposible justificación. A título de ejemplo, dado que el conjunto total de la partida derrochadora es ciertamente numeroso, habría que adoptar con urgencia las siguientes medidas:

1. Supresión inmediata de las “agencias”, creadas para colocar a dedo a amigos, parientes y allegados, y en estos momentos objeto de reprobación judicial. En la parte que nos toca, la oscura AGAEVE distrae un presupuesto millonario que se nutre solidariamente del maltrecho presupuesto público.

2. Reducción drástica de asesores y otros cargos de libre designación, de los que hay a cientos, que constituyen un carga insoportable para las arcas públicas.

3. Revisión urgente de los innumerables planes, programas y proyectos, de comprobada inutilidad, que suman una ingente cantidad de dinero al despilfarro generalizado que caracteriza la política educativa de la Consejería.

4. Eliminación inmediata de la burocracia implantada en los centros docentes tras la aprobación de los últimos reglamentos orgánicos, que han supuesto la concesión de suculentas reducciones horarias, además de otras prebendas, a una minoría de profesores.

5. Supresión inmediata de toda subvención o subsidio a las diversas franquicias de la Consejería (sindicales, patronales, asociaciones de padres y de alumnos, etc.), que sólo se representan a sí mismas y lógicamente defienden a quien les paga. Entre ellas destacan las organizaciones sindicales afectas, que lejos de autofinanciarse, funcionan a modo de empresas públicas generosamente alimentadas del presupuesto.

6. Eliminación de los programas de subsidios millonarios en forma de regalos indiscriminados de ordenadores o libros de texto, sin atender lo más mínimo al estado de necesidad de sus destinatarios y que constituyen una hemorragia masiva del presupuesto de muy mal pronóstico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario