Páginas vistas en total

viernes, 9 de marzo de 2018

DÍA DE LA MUJER EN CÁDIAR.

Ojalá no tuviésemos que celebrar el 8 de marzo...

MANIFIESTO DÍA DE LA MUJER 2018, CÁDIAR.
   Cada 8 de marzo celebramos el Día Internacional de la Mujer, fecha en la que recordamos la lucha de todos por la consecución de una verdadera y efectiva igualdad en todos los ámbitos, tanto profesional como personal.
Es una fecha para la conmemoración, la denuncia y la reivindicación de la plena igualdad entre mujeres y hombres en todos los órdenes de la vida en todo el mundo. . Estamos todavía muy lejos de ese objetivo, como lo evidencian anualmente los datos de ocupación laboral, realidad salarial y diversas formas de explotación que sufre la mujer en todo el planeta; las agresiones sexuales y la violencia de género, y las sobrecargas sociales y familiares que a día de hoy siguen siendo un lastre para su desarrollo personal y profesional.
Este año, el Día Internacional de la Mujer llega justo después de que se iniciara un movimiento global sin precedentes por los derechos, la igualdad y la justicia de las mujeres. Dicho movimiento ha tomado la forma de marchas y campañas mundiales sobre temas que van desde el acoso sexual hasta la igualdad de remuneración y la representación política de las mujeres. Con   el  lema JUNTAS SOMOS MÁS, decimos: ¡BASTA! de agresiones, humillaciones, marginaciones o exclusiones ¡BASTA! De opresión por nuestras orientaciones e identidades sexuales! ¡BASTA! de discriminación salarial por el hecho de ser mujeres, de menosprecio y de acoso sexual en el ámbito laboral.   BASTA de violencias machistas cotidianas.
Este día es un buen momento también para ejercer la autocrítica, para felicitarnos por lo logros conseguidos y a su vez recordar los asuntos que hoy, en pleno siglo XXI, distancian la situación de la mujer con respecto al hombre. Hay tanto por hacer!!! La desigualdad nos empobrece a todos.
En este ocho de marzo centraremos nuestra reivindicación en actuaciones y medidas para:

  1. Un cambio de actitudes y de los valores que socialmente se han asignado a mujeres y a hombres.

2.La conciliación de la vida familiar y profesional de hombres y mujeres.

3. Erradicar la lacra de la violencia de género.

4. Favorecer la participación de la mujer en el ámbito social, empresarial y político.
5. Avanzar en la equiparación entre hombres y mujeres.
6. Hacer entre todos una sociedad más justa, más social, más desarrollada y más igualitaria.
Y siempre tenemos que tener en cuenta que la escuela y la educación en valores, también dentro de la familia, son los medios más efectivos para conocer y respetar nuestros  derechos fundamentales y rechazar cualquier tipo de discriminación.
Y terminamos este manifiesto con las palabras de dos grandes mujeres…
"No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente". Virginia Woolf,

MALALA; La educación es la única solución.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario