Páginas vistas en total

domingo, 15 de noviembre de 2015

LA POSADA DEL COJO O "LA POSÁ DEL MESÓN".

Los propietarios de la histórica Posada del Cojo de Cádiar la donan al Ayuntamiento



El alcalde de Cádiar, Javier Martín, junto a la entrada de la 'Posada del Cojo'.
El alcalde de Cádiar, Javier Martín, junto a la entrada de la 'Posada del Cojo'. / R. V.

  •      Inmueble, del siglo XVI, que precisa ser rehabilitado para destinarlo a uso cultural y turístico.


El Ayuntamiento de Cádiar, presidido por Javier Martín, tiene proyectado rehabilitar y poner en valor el antiquísimo Mesón del Cojo, que le ha sido donado por sus tres propietarios: María Sánchez, José Reinoso y Dolores Amaya. El regidor va a solicitar financiación y ayuda a distintas administraciones para poder restaurarlo. De momento, ya tiene el apoyo de la Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra, presidida desde hace unas semanas por el alcalde de Alpujarra de la Sierra, José Antonio Gómez. El edificio, situado en una plazoleta de la Calle Real que linda con la Calle Milagro, será destinado para un uso cultural y turístico.
La Posada o Mesón del Cojo sirvió de parada en su viaje a Cádiar del que pretendiera ser rey de Granada, Aben Jaguar, tío de Aben Humeya, llamado el reyezuelo. Algunos cronistas aseguran que durante la Navidad de 1568 se ultimaron en esta posada los detalles de los hechos tan relevantes en la historia de la Alpujarra como la coronación de Aben Humeya con una corona de la imagen de la Virgen de la iglesia de Cádiar junto a un olivo que todavía existe en una finca de un particular que linda con el acceso al anejo de Narila.
Más tarde La Posada del Cojo sirvió de alojamiento a don Juan de Austria, que tal como cuenta la tradición, anduvo persiguiendo para tener amores con la hija del posadero aunque tuvo que salir huyendo por los terraos (tejados) para escapar de su furia.
Posada para mercaderes
El Mesón del Cojo a finales del siglo XVIII sirvió de posada a mercaderes que se desplazaban de distintas regiones españolas para realizar compras y ventas en Cádiar, donde se celebraba un importante mercado.
El prestigio de este inmueble también aparece documentado en las primeras décadas del siglo XX, que acoge a conocidos intelectuales de la época, como por ejemplo el círculo de Bloomsbury, que acude a estos lugares con motivo de su estancia en el pueblo alpujarreño de Yegen del célebre Gerald Brenan (conocido por don Gerardo) autor del libro 'Al sur de Granada'.
Por aquellos entonces La Posada del Cojo era uno de los mejores establecimientos de la Alpujarra. El edificio es de planta rectangular, tiene dos alturas y está construido en mampostería, con cubierta a dos aguas de teja árabe en unos 350 metros cuadrados de superficie.
El portal siempre ha estado empedrado y el inmenso portón de madera se cerraba por dentro con una gruesa tranca. En la parte baja se encontraban las cuadras y otras dependencias y en la alta los alojamientos. Dejó de funcionar hace unas décadas
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario