Páginas vistas en total

jueves, 23 de agosto de 2012

OTRA MÁS...

La patronal de educación diferenciada apuesta por acudir al Constitucional

ccaa.elpais.com


Una victoria desastrosa. Porque si separar los niños por sexos es discriminatorio porque según la ley no puede haber “discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición”, entonces ¿acaso no es también discriminatorio sostener con fondos públicos colegios con un ideario (confesional), en la mayoría de los casos posiblemente discriminatorio, y que pagamos todos, incluidos los que no tenemos ese ideario? Porque discriminatorio es, por ejemplo, la forma que tienen de contratar a sus profesores. ¿No les contratan acaso teniendo prioridad su ideario o sus creencias frente a sus conocimientos o valía profesional? ¿Si cobran de fondos públicos por qué no son contratados también de forma pública? ¿No resulta dudosa también, por discriminatoria, la selección que hacen de sus alumnos? ¿No se discrimina con ello a la población rural ya que no tienen posibilidad de ir a colegios concertados porque no los hay, porque
no son rentables? ¿No es éste también un criterio discriminatorio; la rentabilidad? ¿No es también discriminatorio, o al menos poco ética, la “cuota” (voluntaria) que disponen (o imponen) a los padres? ¿Sostener estos colegios con fondos públicos no es en muchos casos sostener cierto elitismo ligado siempre, por supuesto, a una ideología muy determinada? ¿Eso no es discriminatorio? El que tenga fe que la pague de su bolsillo, porque no es lo mismo tener una creencia, que tener una apendicitis (aunque a veces se parecen), mientras que veo bien que la segunda se erradique con fondos públicos, veo muy mal que la primera se sostenga con ellos. Por último, esto de la sentencia de no discriminar a los niños por sexos en la escuela me recuerda el caso del que considera que debería abolirse la ley sálica en España para que puedan reinar las mujeres porque es discriminatorio contra ellas, y con ello cree que ha logrado hacerse progresista e igualitarista. Claro, pero con eso se olvida del problema central: que la propia monarquía es discriminatoria en sí misma (el rey es legalmente inviolable, irresponsable, es un cargo hereditario, primogenitura, etc. etc. indecente). Salud. Y educación. Para todos

No hay comentarios:

Publicar un comentario